Cuarta Edición Noviembre 2007

El presente artículo trata de la importancia del uso del software Adobe Acrobat, que es una herramienta muy útil para nosotros como diseñadores a la hora de llevar a impresión proyectos o como maestros para exponer y subir artículos en la web.     Los profesionales creativos y de la enseñanza (entre otros) hemos encontrado en Adobe Acrobat un fiel aliado en la producción de elementos profesionales, de impresión didácticos y en la impresión.   Esta primera entrega de Introducción a la publicación digital, nos va a permitir por medio de explicaciones y ejercicios sencillos poner al alcance de nuestros clientes, alumnos y al mundo entero nuestro trabajos (documentos electrónicos).     Los documentos de Acrobat son tan versátiles que pueden ser usados para crear libros, álbumes fotográficos, revistas, etc., los cuales una vez creados podemos guardarlos en nuestra computadora y almacenarlos o publicarlos en Internet. Hasta este momento Adobe Acrobat es aceptado universalmente como el estándar en publicaciones electrónicas.     Tradicionalmente el papel ha sido el medio físico por el cual ha viajado la información gráfica y escrita y la podemos seguir viendo en revistas, periódicos, carteles, etc. Adobe como empresa líder en el software gráfico, se ha puesto la meta de solucionar nuestros problemas al tratar de sustituir la tecnología por el papel. La solución que han desarrollado ya lleva tiempo en Internet, y lo conocemos como Adobe Acrobat, esta herramienta ha ido evolucionando a través de los años llegando ahora en su versión 8, la cual podemos acceder por medio de la nueva paquetería Adobe CS3.     Pero para tratar de comprender el trabajo que hace por nosotros Adobe Acrobat Profesional es necesario empezar desde las bases de la comunicación: el emisor y el receptor. Para que la comunicación entre este par se consiga establecer es necesario librar algunas barreras como:     La plataforma: donde el emisor y el receptor deben coincidir en la misma (sistema operativo Windows, Mac OS X, Unix, etc.). Es decir si nosotros realizamos un trabajo en un sistema operativo Windows y el receptor lo requiere leer en un Mac OSX, probablemente, no se podrán llevar a cabo acciones como abrir archivos o modificarlos.     Aplicación del Software: es decir, que el receptor debe disponer de la misma herramienta que el emisor empleo para crear el archivo. Por ejemplo, si como diseñador gráfico realizamos un trabajo en Ilustrador CS3 en Mac, debemos asegurarnos que nuestro receptor cuente con el mismo sistema operativo o por lo menos la misma versión del programa, en realidad lo podemos meter en problemas o tal vez estaría todo un día tratando de abrir el archivo de manera correcta si es que este emisor solo tiene Corel 9 para Windows.     Versiones, fuentes, formatos: Aun en el mejor de los casos que nuestro receptor pueda superar las dos barreras anteriores, puede encontrarse con estos tres obstáculos, los cuales para casi todos los impresores y diseñadores, es un verdadero dolor de cabeza.     Tenemos un problema serio si la versión del programa entre el emisor y el receptor no es la misma y peor se pondría la cosa si no hay compatibilidad entre los programas, me refiero a cuando el emisor crea su archivo en una versión 10 y el receptor cuenta con la versión 8.     Las fuentes tipográficas pueden ser otro problema, ya que las utilizadas en el documento original puede que no se encuentren instaladas en la computadora de nuestro receptor, lo que nos dará por resultado una sustitución poco confiable de la fuente tipográfica, y por lo mismo la modificación de nuestro trabajo original. En resumen, resulta esencial para nosotros el que la apariencia del documento que enviamos a nuestro cliente coincida exactamente con el original.     Hardware: me refiero con esto que no todos tenemos la misma capacidad de RAM en nuestras computadoras, por lo que no podemos darnos el lujo de mandar a nuestros clientes o proveedores de impresión archivos que sean excesivamente pesados ya que si no cuenta con la suficiente memoria para abrir el archivo esto puede retrasar los proceso de autorización o de impresión de trabajos.     Pericia: a todos nos ha pasado que el cliente o nuestro impresor no tiene idea de como abrir el archivo o como modificarlo, a esto le llamamos “falta de experiencia”, la cual es uno de los inconvenientes más difíciles y costosos de solucionar, ya que no es razonable el pedirle a nuestro cliente que compre el software y que aprenda a usarlo como nosotros para que pueda examinar el trabajo que le enviamos.     Bueno ya que hablamos de las “barreras” que se tienen que superar al generar y enviar archivos digitales, qué les parece si hablamos de las ventajas significativas que tiene un documento electrónico Adobe Acrobat en relación con otros documentos digitales o impresos:     Costos de producción: los cuales son prácticamente nulos, mientras como sabemos, la impresión de manera tradicional (en papel) conlleva un gasto importante en tintas, papel, tiempo de armado.     Distribución: la cual es rápida y sin costo, ya que un documento electrónico puede distribuirse a través de Internet sin un costo significativo o mayor como la impresión tradicional; la ventaja es que en pocos segundos se puede poner el material en manos de nuestro cliente, impresor y del mundo entero. Un documento Adobe Acrobat, puede contener varias páginas impresas y se pueden distribuir fácilmente enviándolas como archivo adjunto en un correo electrónico.     Interactividad: porque los archivos Adobe Acrobat nos permiten búsquedas automáticas de contenidos e hipervínculos que nos facilitan las navegación a través del documento. Además de contener texto, nuestro archivo Adobe Acrobat puede tener imágenes a color, películas, animaciones Flash, sonidos, etc.     Fiabilidad y seguridad: ya que los archivos Adobe Acrobat están tiene de un sistema de seguridad altamente fiable que certifica la autoría del contenido y garantiza que sólo las personas autorizadas por el emisor del documento puedan acceder al contenido.     Conversión a papel: en el caso de que el usuario final (cliente) prefiera la versión impresa en papel del documento, los archivos Adobe Acrobat pueden imprimirse en papel para obtener una réplica exacta del documento original.     Ahora que ya conocemos la naturaleza del programa y algunas de las ventajas de la publicación digital, el siguiente paso es entrar a la descripción de cómo funciona Adobe Acrobat.         Bibliografía     C. CORDOBA, C. GONZALEZ, E. CORDOBA. “Acrobat Professional, superfácil”, Ed. Alfaomega, Versión para México.

Pages