Iván Abreu, obra tecnológica reflexiva

Edición:
Décimo Sexta Edición Diciembre 2016
Actualizado: Saturday, December 31, 2016 - 23:10
Addthis: 
Body: 

ARTÍCULO

 

 

¿Qué lenguaje podría expresar a México? Realidades nuevas o desconocidas

piden lenguajes también nuevos, no usados. El lenguaje para decir al México nuevo,

milenario y recién nacido, no podía ser el de la tradición académica

sino el nuevo idioma de las artes.

Octavio Paz,

Sombras de obras[1]

 

 

Arte Digital

Como parte de la investigación realizada en los últimos años sobre los procesos de producción de artistas digitales mexicanos, es que se deslinda este tema de obras y artistas digitales, ya que al exponer este tema en diversos medios como prensa escrita, televisión y radio, la primera inquietud en estos medios fue ¿Qué es Arte Digital? ¿Cómo son las obras de artistas digitales?, por lo que el presente tema se deslinda del anterior con esta finalidad.

Veamos pues, antes que nada, qué es Arte Digital, tenemos que en muchas ocasiones se hace referencia al Arte Digital con el término Arte de los nuevos medios, mucho se ha escrito y hablado al respecto, veamos pues algunas perspectivas. Para el teórico de los nuevos medios Lev Manovich se trata de un tema complejo que abreva de las convenciones de los viejos medios, para este autor, nos encontramos en medio de una nueva revolución mediática que no es comparable al impacto de la imprenta en el siglo XIV o la fotografía en el siglo XIX, ya que en el caso de la imprenta ésta sólo afectó a una fase de la comunicación cultural: la distribución mediática. La fotografía por su parte, sólo afectó a un tipo de comunicación cultural: las imágenes fijas, en cambio, la revolución de los medios informáticos –para Manovich– afecta todas las fases de la comunicación y abarca la captación, la manipulación, el almacenamiento y la distribución, así como a los medios de todo tipo (textos, imágenes fijas y en movimiento, sonido o construcciones espaciales). Es así que el autor considera necesario establecer principios para los nuevos medios, a saber: representación numérica, modularidad, automatización, variabilidad y trascodificación cultural[2].

Es así que el Arte digital está ligado a la ciencia y a la tecnología, las cuales forman parte de su proceso de creación y conciben su forma física. Una aproximación a la definición la hace B. Wands cuando afirma lo siguiente:

“…de cualquier manera si vemos al arte como un reflejo creativo de la cultura moderna, el Arte digital puede ser considerado como un subconjunto del arte contemporáneo. Desde que el adjetivo digital es frecuentemente ambiguo, y no define claramente la forma del trabajo final, es aquí aplicado a trabajos artísticos en los que el artista ha usado el ordenador como herramienta primaria, medio y/o compañero creativo”[3].

En realidad, como veremos en los siguientes párrafos, la mayoría de los autores coinciden con el uso del ordenador como elemento obligado para que pueda ser categorizado como Arte digital. Aunque hay artistas que pueden recurrir a medios tradicionales y/o nuevos, es decir, pueden mezclarse varias formas y en ocasiones, las diferencias entre estas formas son poco claras lo que hace más complejo el objeto de estudio que nos ocupa. El mismo autor acota lo siguiente: “Las formas tradicionales de Arte digital incluyen impresiones, fotografía, escultura, instalaciones, vídeo, cine, animación, música y performance. Nuevas formas que son únicas para el mundo digital incluyen la realidad virtual, software art y el net art[4]”. Por lo que es parte importante del presente estudio, la forma en que las obras o las prácticas artísticas han sido creadas.

Hasta este punto, independientemente de lo que se pueda discurrir al respecto, lo que es un hecho es la espectacularidad y la diversidad de muchas de las piezas y prácticas artísticas digitales. En el caso de la espectacularidad preocupa, en ocasiones, que las piezas creadas contengan elementos, o efectos, que, por causar únicamente revuelo, sean consideradas piezas artísticas, tan es así que en foros y seminarios sobre Arte digital tengan presencia. Al respecto ya se ha discutido el problema de que se busque el impacto de una pieza a través del uso de la tecnología. Wolf Lieser comenta:

“Para una obra de arte no es determinante concretar con qué medios técnicos se ha llevado a cabo; lo que realmente importa es que el resultado sea convincente, tanto desde el punto de vista de su contenido como de su estética […] En su sentido más estricto, la producción digital puede definirse como arte cuando conceptualmente se utilizan las posibilidades del ordenador o de Internet con un resultado que no sería alcanzable por otros medios. Asimismo, pertenecen al Arte digital aquellas obras artísticas que, por un lado, tienen un lenguaje visual específicamente mediático y, por otro, muestran las metacaracterísticas del medio”[5].

Actualmente, “…el Arte digital se ha convertido en una disciplina que agrupa a todas aquellas manifestaciones artísticas llevadas a cabo con un ordenador. Por definición, estas obras de arte tienen que haberse elaborado por medios digitales y pueden ser descritas como una serie electrónica de unos y ceros[6]”.  De tal manera que, “…un artista digital es aquel creador que usa medios computacionales en cualquiera de los pasos previos a la materialización de la obra o en su exhibición. Es decir, aquel artista que trabaja con ordenadores o computadoras para crear, usando tecnologías digitales, o para mostrar su obra…”[7]. De acuerdo con W. Lieser no toda representación digital es Arte. La frontera es imprecisa: el Arte digital combina en gran medida arte, ciencia y tecnología. Las raíces del Arte digital se encuentran en las matemáticas y la informática. “¿No recuerda esto a la época del Renacimiento, en la que Leonardo da Vinci, además de artista, era inventor, Miguel Ángel, ingeniero, y Galileo Galilei, por contra, también artista?”[8] Combinaciones que ofrecen ventajas, ya que se traducen en nuevas posibilidades que amplían horizontes. Uno de los fundamentos del desarrollo creativo se encuentra en la combinación entre áreas que suponemos no habrían de tocarse. El Arte digital combina varias áreas aparentemente disímbolas, lo que lo convierte en un caldo de cultivo propicio para nuevas ideas.

De tal manera que podemos mencionar: el Arte digital es una rama del Arte que utiliza los medios y herramientas más contemporáneos, por lo que consecuentemente definen la época en la que vivimos. Hoy en día, Arte digital es un término que engloba toda la producción de artistas que trabajan con ordenador durante el proceso de la obra, o dentro de la exhibición de la misma. Teniendo en cuenta que no toda representación digital es arte, los límites son imprecisos debido a que el Arte digital combina arte, ciencia y tecnología, de tal manera que esta mezcla de recursos genera un ámbito más amplio de trabajo en la creación artística, que ofrece tanto estímulos interesantes como nuevos retos en la clasificación y definición de la misma.

 

Iván Abreu

Iván Abreu es un artista y programador que trabaja y reside actualmente en la Ciudad de México. Estudió Diseño Informacional en el Instituto Superior de Diseño de la Habana y cursó la Maestría de Ingeniería en Tecnologías de la Información en la Universidad Anáhuac de México. Actualmente es beneficiario del Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes de México (2012-2014). Su trabajo integra procesos de arte, diseño y tecnología; basado en la sinergia de estas disciplinas emplea un amplio rango de medios que van del dibujo, la imagen fotográfica y la instalación, hasta dispositivos electrónicos, desarrollo de software, experimentación sonora, Internet y diseño industrial. Su obra se basa en la creación de gestos artísticos que ante el público demuestran una hipótesis que evidencia y perpetua un hecho, estrategia que llama ‘La poética de la demostración’.

 

Contexto y formación

Previo a hablar sobre contexto y formación del artista conviene recordar que para los estudiosos de los procesos creativos como A. Maslow, M. Csikszentmihalyi y José A. Marina, entre otros, el contexto de formación del individuo es fundamental para la generación de ideas. De tal manera que en este apartado se ha buscado destacar aquellos datos relevantes en el entorno formativo de los artistas que han determinado sus procesos de creación, obra, conceptualización y experiencias determinantes para la elección del campo dado que nos ocupa.

El contacto con el artista se establece por una amistad mutua: Laura Ortiz Pardo a quien Iván Abreu conoció cuando trabajó en el Periódico Reforma como diseñador en la Ciudad de México. Laura Ortiz nos presentó en el Centro Multimedia del CNA (Centro Nacional de las Artes); ahí nos proporcionó su correo electrónico y el teléfono de su estudio, sin embargo, por diversas circunstancias la entrevista, no pudo ser realizada en la Ciudad de México. Afortunadamente el artista vino a un evento a la ciudad de León a una hora de camino de la ciudad de Guanajuato capital (ciudad donde reside la investigadora responsable de este trabajo). La primera impresión que ofrece el artista es la de ser una persona formal debido a su trato, forma de vestir y seriedad con que se expresa, de hecho por su edad (en 2012, él tenía cumplidos 46 años) y por los años como artista es de los precursores del Arte digital en México.

La entrevista a Iván Abreu se llevó a cabo el 13 de diciembre 2012, en la Galería Jesús Gallardo, dentro del marco del “Encuentro de Arte de León”, en el ciclo de conferencias “Todo lo que quieras saber de Arte contemporáneo antes del 21 de diciembre”, donde el artista participó en la mesa de trabajo: “Lo virtual, plataforma flotante”, evento realizado del 13 al 15 de diciembre de 2012, en la ciudad de León, Guanajuato, México.

El ambiente de la sala donde se efectuó la mesa de trabajo, se desarrolló con la asistencia de unas cien personas, en su mayoría jóvenes, donde los artistas Iván Abreu, Santiago Izcóatl y Alfredo Borboa, junto con la curadora Bárbara Perea (una de las más reconocidas en el ámbito del arte con tecnología en México), expusieron sus trabajos, así como diversos planteamientos sobre el Arte digital en México. A mitad de la mesa de discusión en el receso, se comenzó la entrevista; después de diez minutos, él se tuvo que reintegrar a la mesa de discusión y no fue sino hasta el final de la misma (después de tres horas de duración) que se retomó la entrevista hasta su conclusión. A pesar de la penumbra, el ruido de las personas que platicaban alrededor y la interrupción de una de las organizadoras, la entrevista fue provechosa en virtud de la disposición, conocimientos y dominio del área que mostró el artista.

Iván Abreu (La Habana, Cuba, 1967, nacionalizado mexicano) vive y trabaja en la Ciudad de México. Comenta en entrevista[9] que, como diseñador, asistió a uno de los eventos más importantes en el plano nacional para el diseño gráfico en México: “La Bienal Internacional del Cartel” y a partir de ahí, se quedó a vivir en el país, debido a que las condiciones económicas que prevalecían en Cuba no le hubieran permitido desarrollarse como artista digital. Después migró también del diseño al arte, porque el diseño no le permitía comunicar todo lo que él quería. Es entonces cuando ve a un artista israelí (comentó no recordar su nombre, que incluso lo ha buscado sin éxito) y su trabajo lo inspira para comenzar a realizar obra artística digital. Inicialmente empieza a producir por demanda, las instituciones querían Arte web y empezó en ese ámbito. Participó en los noventa en el Cyberlounge Museo Tamayo.

 

Considera fundamental su formación como diseñador gráfico; la razón es que es una disciplina que prioriza la comunicación; comenta que le tocó afortunadamente la apertura del arte que buscaba nuevos fines; es decir, para él, el arte en ese momento se estaba transformando. Dentro de su participación en el EAL (Encuentro de Arte de León), externó que muchos artistas permanecen dentro de una burbuja, de ahí que profesionales de otras áreas –como es su caso– hayan podido conectarse con el público. No se considera artista digital (considera que tal vez el 50% de su trabajo es de esta índole, pero no en su totalidad), aunque acepta que se le conoce como artista electrónico. Era de nuestro interés saber cuál era su postura ideológica en relación con los aspectos generales sobre la vida pública y política en el México actual y de qué forma permeaba su obra; al ser originario de Cuba, de qué manera asimila los aspectos sociales de la vida nacional. Por lo que en la entrevista se le formuló la siguiente pregunta: ¿En lo social tú crees en la capacidad transformadora del arte?:

 

Creó en la capacidad transformadora de lo público, cuando a ti te dan un espacio público, cuando hablas en radio, cuando tienes un espacio en la tele, cuando tienes una pared en un museo, una esquina en la ciudad. Tú tienes que entender que estás teniendo una labor formadora: tu gesto lo van a ver diez, veinte o mil personas, entonces hay que ser responsables en ese sentido, o sea, cuando tienes ese acceso al espacio público, ya sea mediático, ya sea urbano, ya sea museístico, hay que asumirlo con responsabilidad y hay veces, que dependiendo del lugar hay temas que no puedes omitir, si te refieres a lo social, se trata de trabajarlo con responsabilidad. Porque lo que estás haciendo va a tener visibilidad y la visibilidad es una responsabilidad política[10].

En relación a los datos biográficos y de contexto, son importantes porque de alguna manera determinan o influencian las acciones artísticas. En la citada entrevista (de la que se transcribe la pregunta y la respuesta completas) Iván Abreu nos dice:

Investigador responsable del trabajo: Finalmente para el estudio de la generación de ideas nos interesa mucho el contexto biográfico. Hay veces que me cuesta trabajo que los artistas externen datos, […] Guardan cierta reserva… Pero no hay datos biográficos de los artistas digitales en México que estén activos. Arcángel me platicó una anécdota: sus papás lo llevaron a las ferias y eso lo influenció mucho. Lo que sus papás hicieron sin querer fue a un artista electrónico –Iván asiente–; en tu caso, ¿en tu familia hay artistas? O qué experiencias te definieron como artista…

 

Iván Abreu: En mi familia no hay artistas, pero sí muchos científicos: mi papá es físico, mi mamá era química (ya falleció), mi tío era neurocirujano, y, la verdad, es que, por ejemplo, mi papá es un apasionado de la física y creo que sí, en alguna medida, me inculcó esa fascinación por hacer posible cosas aparentemente imposibles, es decir, los físicos te dan una compresión del mundo que puede ser muy estética. Cuando él me quería explicar la distancia a la luna agarraba su cigarrillo y me decía: si duplicas tú este cigarrillo ‘n’ número de veces, llegas a la luna. Era un gesto de imaginación. Mi mamá también como química me llevaba al laboratorio. Entonces, sí hay una vocación racional como cientificista que en alguna medida ha permeado mi trabajo. No hubo artistas en mi familia, el arte empezó conmigo, digamos[11].

 

Proceso creativo

I. PREPARACIÓN

Problemáticas que generan curiosidad: en el caso de este artista en particular, no se observan intereses específicos, sino una plétora de los mismos, sus temas tienen mucho que ver con lo que en ese momento le llame la atención, de ahí que su obra tenga temas tan disímiles como por ejemplo: los aspectos sombríos del sexenio calderonista en México (homicidios, etcétera), efectos sonoros surgidos de acciones digitales o mecánicas, efectos sinestésicos de lo sonoro a lo visual, la falta de equilibrio en las relaciones México-Estados Unidos, los artefactos de uso militar, el hielo, la prevalencia de la muerte, los efectos del transcurso del tiempo en objetos y espacios, el cambio de sentido en las cosas y situaciones, la programación (el software art), entre otros. Iván Abreu, por lo regular, tiene piezas con temas muy distintos.

 

II. INCUBACIÓN / INTUICIÓN

El artista comenta en entrevista[12] que no es tan simple la forma como inicia un proyecto. En el surgimiento de sus ideas él hace la diferencia entre “el invento” y “el hallazgo”. Define el primero cuando la persona fuerza su organización mental para producir algo (Caja transparente como la llama Esteve de Quesada en el apartado sobre la Metodología, el método y la estrategia en el presente trabajo), y el segundo concepto lo define cuando algo simplemente se revela en la consciencia (lo que diversos autores llaman: la intuición, o Caja oscura como la llama Esteve de Quesada); para él, la diferencia entre uno y otro es la redondez de la idea y diferenciarlas es un método que tiene para ver las buenas y las malas ideas, es decir, esta conceptualización de las ideas le sirve como un criterio de valor. El artista tipifica sus ideas como se presenta a continuación:

 

a) El invento: es la unión forzada de elementos de la realidad.

b) El hallazgo: surge automáticamente, es un gesto que todo el mundo entiende, lo articulado es muy coherente, se une un trozo de realidad con otro. Abreu hace una analogía a este respecto, cuando indica que es como si se estuviera descubriendo algo que ya estaba ahí y que el artista solo se encarga de ubicarlo afuera.

c) Ideas previas: son las que el artista define como las ya existentes pero que se encuentran en el almacén personal de ideas con realización pendiente, pero cuando le comisionan o le invitan a algún lugar les da un giro, para que se vuelvan relevantes en el lugar donde la va a presentar.

d) En ideas surgidas de las posibilidades del sitio: Al respecto Iván Abreu comenta que en su caso hay muchas maneras en las que un proyecto comienza, por lo regular él trata de observar el lugar de exhibixión, y se pregunta por qué y para qué preparar un proyecto para ese sitio en particular. Eso le da una posibilidad única que no se le va a presentar en otro lugar –refiere–, por lo que hay una reflexión previa a la realización de la obra, sobre la especidad del sitio, lo cual le invita a buscar ideas que vayan acordes a las condiciones que ofrece cada lugar en particular[13].

e) Ideas surgidas del trabajo de taller: el artista indica que en ocasiones se pone a programar sin ninguna finalidad, solo por “gusto”, y de ahí surgen ideas interesantes también.

 

En relación con los recursos para generar ideas el artista comentó bajo pregunta expresa sobre aquellos elementos que veía o leía para alimentar su imaginario personal, dijo que a veces leía sobre filosofía y literatura diversa, como aquella que habla sobre inventos científicos. El artista comenta que busca ideas de manera más estructurada, debido a que prefiere que la idea establezca cómo debe ser la apariencia o la superficie de la pieza (la piel de la obra, como le llama el artista). Iván Abreu considera que si se empieza un proyecto leyendo libros de arte o de diseño, se está empezando por resolver la apariencia de la obra, que es a lo que el artista llama “la cosmética de la obra”. Se le cuestionó sobre cuál era la inspiración de sus obras, y comentó que no hay inspiración, sino una manera “automática” de funcionar, es decir, todo el tiempo refiere estar pensando en diferentes proyectos, y dice que cuando el trabajo se profesionaliza, esta manera de pensar se vuelve parte de la cotidianeidad; dice que hay ocasiones en que las obras surgen porque te las piden, otras porque siente la necesidad de hacerlas y de esta forma es que va concretando y elaborando sus proyectos artísticos[14].

Iván Abreu comenta no tener muy presentes los nombres de artistas que le interesen de manera particular, pero le agrada el trabajo del artista norteamericano de los nuevos medios Golan Levin[15], así como del diseñador gráfico neoyorkino Stefan Sagmeister[16]. Iván Abreu también mencionó interesarle el trabajo del cantante de góspel y escritor Fernando Ortega, porque comenta que él no busca artistas digitales, sino buenas ideas, que normalmente eso le entusiasma más como consumidor cutural, es decir, no le interesa tanto el soporte de la idea, sino la inteligencia del artista y las buenas ideas en sí.

 

III. EVALUACIÓN

El artista contribuyó de manera amplia (al igual que los otros artistas en este trabajo) con datos importantes en su proceso de producción artística. En relación a cómo evaluaba que una idea era apta para su desarrollo, indicó que la fascinación por el conocimiento que producía la realización de la obra, así como el conocimiento que adquiría en la realización de la misma, son indicadores de que la idea es valiosa.

 

IV. ELABORACIÓN

En entrevista el artista expresa que una idea cristaliza y después comienza a darle forma; viene una parte del proceso muy importante a la que llama “la enunciación” del proyecto que consiste en ponerle una capa verbal a esa idea, para que se vuelva más interesante. Iván Abreu comentó que suele reflexionar muy detenidamente en el nombre de la obra, en su descripción, es decir, en la declaración de la misma, para el artista esto es parte de lo que envuelve a la obra, de lo que significa y expresa. Comenta también que sus proyectos por lo regular no tienen nombre sino hasta el final, ya que observa lo realizado e intenta que el nombre contribuya a la interpretación de la obra; manifiesta sentir agrado porque sus piezas se comprendan de forma inmediata, no descarta que tengan diferentes profundidades o niveles de interpretación, sin embargo, privilegia la claridad inmediata en la comprensión del mensaje. 

En relación con la elaboración también comentó al respecto: se enfoca en temas de investigación que de momento le fascinan, algunos de esos temas le dan dos o tres años de trabajo y otros le dan algunos meses.

 

V. COMUNICACIÓN

Iván Abreu comenta que él observa al público frente a sus piezas, y que esa observación le permite percatarse de la primera impresión del participante de la obra, así como la posible resonancia que produce la misma en la mente del público. Menciona que existen proyectos que después de ser observados se olvidan rápidamente, pero que hay otros que permanecen en la memoria del individuo a lo largo de su vida. Para Iván Abreu ese es el índice de relevancia de una pieza y es lo que él como artista busca en sus obras.

Se le cuestionó sobre qué tanta influencia tenía el otorgamiento de recursos para su obra o el reconocimiento per se, sobre la comunicación de la pieza y el tema de la misma, a lo cual expresó que los premios y apoyos económicos, contribuyen a la profesionalización del artista y que coadyuvan a la legitimación del mismo, no obstante que manifiesta que los reconocimientos son gratos, pero considera no es ahí donde radica la relevancia de su obra, sino en la capacidad de ésta de permanecer en la mente del público.

 

 

Obra digital y proceso

La obra de Iván Abreu descansa sobre el deseo de ser parte de la cotidianidad; sus obras hacen uso de los objetos y conceptos cotidianos donde el artista expone su visión sobre distintos asuntos de una forma estética y poética, para a su vez activar la memoria del espectador/participante o para provocar que los temas sean comentados. No considera que su obra entre en el activismo cuando trata temas políticos, pero sí comenta gustarle “el oficio de señalador” que él define como personas que pueden hablar de la densidad de las cosas, que pueden señalarlas; dice también que después de veintitantos años en Cuba su percepción de la política es bastante particular, así que prefiere sólo señalar cuestiones que de alguna manera, para él, merecen ser comentadas[17].

 

A continuación obras inscritas en el marco de lo digital.

 

1. TÍTULO: Meridian

2. AÑO: 2012

3. ARTE DIGITAL: Software Art

4. DESCRIPCIÓN Y FUNCIONAMIENTO:

La simultaneidad y geolocalización de los visitantes del sitio de Internet genera una sutil acción sonora colectiva. Los 90 grados de las latitudes del meridiano terrestre equivalen a 90 tonos de una caja musical y la altura tonal corresponde a la latitud o posición en el meridiano de la ciudad del visitante. Con la rotación del globo terrestre, los tonos se escuchan cuando la ciudad del visitante pasa por el centro de la pantalla[18].

En la página, http://meridiano.laborar.co/ al acceder se detecta la ciudad de origen del visitante, en ese momento se visualiza un alfiler en la ubicación de la ciudad. El planeta tierra en la página gira y al pasar por la ciudad marcada emite un sonido. Entre más personas estén visitando la página más sonidos se emitirán.

5. DIMENSIÓN: formato para Internet.

6. ASPECTOS TÉCNICOS: software desarrollado por el artista.

7. CONTEXTO ESPACIAL: La pieza se circunscribe en el ámbito de las acciones colectivas en Internet y las redes sociales. La interacción con la obra, puede acentuar la sensación de “acompañamiento” virtual, o la sensación de soledad, si solo hay una persona interactuando con la pieza en ese momento.

8. EXHIBICIÓN: En línea.

9. RECONOCIMIENTOS: -

10. APOYO: Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), Sistema Nacional de Creadores de México 2012-2014

11. MÁS INFORMACIÓN:

http://ivanabreu.net/#works/artworks/meridian

Vídeo: http://ivanabreu.net/#works/artworks/meridian

 

Iván Abreu, Meridian (2012).

 

 

 

1. TÍTULO: Multiple Vortex Tornado

2. AÑO: 2013

3. ARTE DIGITAL: Objeto interactivo / Sound Art

4. DESCRIPCIÓN Y FUNCIONAMIENTO:

Paisaje sonoro generado por la acción de hojear libros. Cuando el público pasa las páginas de uno o ambos libros, se encuentra así mismo en medio de un tornado. Esta obra artística puede crear una situación no solo audio visual, sino también, una transformación del espacio arquitectónico. El concepto de generar un tornado –menciona el artista–, obedece a la distorsión de las normas, más que a la idea de crear consciencia del espacio o a la idea de reevaluar el ambiente. El artista ha reinterpretado el acto cotidiano de hojear un libro, de tal manera que el libro conocido tradicionalmente como un contenedor de texto, puede por sí mismo ser responsable de un evento tangible[19].

5. DIMENSIÓN: Variable.

6. ASPECTOS TÉCNICOS: La pieza consta de dos libros: “Vortex 1” hecho en papel bond de 90 gramos con 365 hojas y “Vortex 2” hecho con papel de 48 gramos con 365 hojas, ambos con hojas en blanco sin imágenes ni texto. Dos atriles especialmente diseñados con un sensor que registra el paso del aire cuando los libros son hojeados, de esta forma se crea la ilusión acústica de un tornado. La salida de audio de los atriles alimenta a varios altavoces repartidos por toda la habitación. El Software ha sido desarrollado por el artista.

7. CONTEXTO ESPACIAL: como toda obra las lecturas son múltiples, no obstante, esta pieza se da dentro del marco de los efectos del cambio climático en el mundo. Actualmente los individuos de todo el orbe hemos sido testigos de los efectos devastadores de la naturaleza en sitios insospechados, a través de lluvias torrenciales, ciclones, deslaves de tierra, tsunamis, tornados, entre otros fenómenos naturales que se manifiestan cada vez con más fuerza y mayor frecuencia en nuestro entorno. Por lo que se percibe un paralelismo, consciente o no, entre el cambio climático y la intención del artista por trasgredir la norma a través de esta obra.

8. EXHIBICIÓN: Greusslich Contemporary, Berlin

9. COLECCIÓN: Estudio Iván Abreu

10. APOYO: The CINTAS Fundation fellowship, E.E.U.U., 2012, CONACULTA Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, México, 2013. Greusslich Contemporary, Berlin, 2013.

11. MÁS INFORMACIÓN:

 http://www.ivanabreu.net/#works/artworks/multiple_vortex_tornado

 

 

 

Conclusión

Para Iván Abreu, el proceso de creación no es un misterio, el artista tiene su proceso de generación de ideas muy claro, de tal manera que establece con facilidad una categorización del surgimiento de las mismas, lo cual es poco frecuente, es decir, que el artista tenga detectadas las formas en cómo, cuándo y de qué manera se lleva a cabo su proceso creador es infrecuente y por lo mismo, su aporte al presente proyecto de trabajo ha sido muy importante.

Así tenemos que el artista, está en una etapa de preparación de ideas continua, el estar pensando constantemente en diversos proyectos e ideas para él es una forma de vivir, y por lo mismo sus intereses residen en temas muy distintos entre sí, aspecto que es común en esta etapa de su proceso y también común en los individuos altamente creativos.

En relación a la fase de incubación e intuición, Iván Abreu destaca diversas formas de ideas características de su proceso: las que deben de salir y por tanto se les fuerza, las que surgen de manera repentina, las que de alguna manera ya estaban guardadas conscientemente en el “almacén” de la mente como “ideas de realización pendiente”, las ideas que surgen del lugar donde va a exponer y aquellas que emergen del trabajo continuo; por lo que se infiere que ha habido un proceso de reflexión que el artista ha realizado entorno a su capacidad de ideación. Por otra parte sus recursos para generar ideas son independientes al arte mismo, por lo que la lectura de libros de filosofía o de inventos científicos es frecuente, lo que confirma lo anteriormente visto en el capítulo Procesos de producción artística, acerca de que cuando se realizan actividades que nada tienen que ver con el tema en cuestión, es cuando la fase de iluminación se lleva a cabo.

Sobre la evaluación de sus proyectos, para determinar si valen o no la pena ser llevados a cabo, Iván Abreu comenta que percibe el valor de la idea cuando el conocimiento que él adquiere, y que la obra misma es capaz de generar es evidente. El psicólogo Csikszentmihalyi ya había analizado esta característica inherente al proceso creador: cuando la actividad impone un reto al intelecto –menciona–, es cuando se rompe la entropía de la mente y hay una motivación intrínseca al proyecto, una complicidad entre el creador y el proyecto. Por lo que se requiere también de persistencia, debido a que se trata de llevar a cabo tareas las cuales son una cuestión por resolver; aspecto que ejemplifica Iván Abreu, debido a que es creador del software de sus obras, lo que implica necesariamente el factor de persistencia, es decir, no darse por vencido fácilmente.

En cuanto a la fase de elaboración Iván Abreu, comenta que hay proyectos cortos que le toman unos cuantos meses, y otros largos que desarrolla en años. En particular la declaración de la obra (o statement), es la parte de la fase de elaboración de la obra artística que más tiempo le lleva, debido a que desea que sus obras sean comprendidas de forma inmediata, lo cual está conectado con la fase de comunicación, la cual, en el caso de Iván Abreu es fundamental para él, ya que es ahí donde observa la reacción y la interacción (según sea el caso) del público, y de esta forma el artista puede determinar si la obra será recordada o pasará al olvido fácilmente, a lo cual declara trabajar en definitiva para que sus piezas sean recordadas.

Es muy importante mencionar también, que la obra de Iván Abreu descansa en un nicho de reflexión, inteligencia e interés cientificista, sus piezas hablan, se quedan como referentes, resúmenes de circunstancias, planteamientos y conceptos de vida que obligan al participante a pensar sobre cuestiones que tal vez antes no se había planteado. Iván Abreu es un artista inteligente e intelectualmente claro, ser racional y a la vez sensible, con una diversidad de obras que traducen la complejidad de su personalidad e intereses, lo que lo hace un artista original e imprevisible. Artista digital cuyo interés radica en el aprendizaje que le pueda dejar el desarrollo e investigación en relación a un tema determinado; personaje de naturaleza curiosa las obras de Iván Abreu abrevan en la búsqueda de lo apenas explorado, de lo esbozado pero socialmente notorio, Iván Abreu quien se auto reconoce como un individuo que “señala”, que apunta hacia aquellos aspectos que considera deben de ser hablados, tratados o expuestos, trabaja sin importar cuán lacerantes sean algunas de sus reflexiones, como los resultados de la impunidad, la muerte y, en consecuencia, la imposibilidad de la permanencia, la importancia de lo efímero y la constancia de la vida en relevos, con pausas, interrupciones y secuencias, entre otros temas de reflexión artística.

Su obra, clara y directa, evidencia a un artista visual –que se define como tal− y que deviene sonoro las más de las veces, donde al respecto comenta, que no busca la música y cuando ésta sale en alguna de sus obras es que le ha hecho trampa; no obstante, la sonoridad forma parte sustancial en su trabajo, contiene intereses tan diversos como los conflictos fronterizos, la desigualdad social, el consumo energético, la tecnología, el transvase de disciplinas, objetos y funcionalidad de los mismos, entre otros, constancia de su visión creadora, ingenio y originalidad. Iván Abreu cubano de nacimiento, encontró en México una nueva vida, el lugar que lo acogió y que vio, en consecuencia, el desarrollo de su potencial y crecimiento artístico, es así que nos representa como artista electrónico nacional, que si bien no es oriundo, sin duda pertenece y refleja nuestra realidad y contexto histórico social.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FUENTES DE CONSULTA

 

Bibliografía

Csikszentmihalyi, M. (1996) Creatividad, el fluir y la psicología del descubrimiento y la invención (1a. Ed.). Barcelona, España: Paidós.

Lieser, W. (2010). Arte digital, nuevos caminos en el arte (1ª. Ed.). Potsdam, Alemania: h.f.Ullmann.

Lieser, W. (2009). Arte Digital (1a. Ed.) Colonia, Alemania: Ullman. 2009.

Manovich, L. (2001). El lenguaje de los nuevos medios de comunicación (1ª. Ed.). Barcelona, España: Paidós.

Rodríguez, M. (1985). Manual de Creatividad. Los procesos psíquicos y el desarrollo (1a. Ed.). Ciudad de México: Editorial Trillas.

Wands, B. (2007). Art of the digital age (1a.Ed.). Nueva York, Estados Unidos, Thames y Hudson.

 

Entrevistas

Entrevista a Iván Abreu por Cynthia Villagómez, León, Gto. México, el 13 de diciembre 2012, en la Galería Jesús Gallardo, dentro del marco del “Encuentro de Arte de León”, en el ciclo de conferencias “Todo lo que quieras saber de Arte contemporáneo antes del 21 de diciembre”, donde participó en la mesa de trabajo: “Lo virtual, plataforma flotante”, llevado a cabo del 13 al 15 de diciembre de 2012.

 

Recursos electrónicos

Youtube. http://www.youtube.com/watch?v=ZvTaqonl9KU. Arte en construcción, entre sonidos I. Consulta: 4 de enero de 2013.

Libro del camino y de la virtud de Lao Tse (s. VI a.C.). http://www.kclibertaria.comyr.com/lpdf/l142.pdf. Consulta: 11 de mayo de 2014.

Mex Art Database. http://www.mexartdb.com/#/personas/arcangel-constantini. Consulta: 11 de mayo de 2014.

Manrico Montero Calzadíaz, Ciudad de México (1973). http://manricomontero.com/index.php/project/. Consulta: 13 de mayo de 2014.

Centro Cultural de España en México. http://ccemx.org/2013/09/10/desmontajes-reapropiaciones-e-intrusiones-tacticas-del-arte-en-la-red/. Consulta: 13 de mayo de 2014.

Indexhibit. http://www.indexhibit.org/. Consulta: 11 de mayo de 2014.

Mex Art Database. http://www.mexartdb.com/#/personas/arcangel-constantini. Consulta: 11 de mayo de 2014.

Cybersonica. http://www.cybersonica.org/. Consulta: 11 de mayo de 2014.

Kinetica Museum. http://www.kinetica-museum.org/. Consulta: 11 de mayo de 2014.

 

Otros

Apuntes de sesión, Docto. Don Francisco Giner Martínez, Profesor del Doctorado en Artes Visuales e Intermedia, Universidad Politécnica de Valencia, España. 2007.

 

 

[1] Lozano-Hemmer. R. (2000). Alzado Vectorial, Arquitectura Relacional No. 4 (1a. Ed.). Ciudad de México, México: Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, p. 28.

[2] Manovich, L. (2001). El lenguaje de los nuevos medios de comunicación (1ª. Ed.). Barcelona, España: Paidós, p.p. 64-65.

[3] Wands, B., op. cit., p.p. 10-12.

[4] Ibídem, p. 12.

[5] Lieser, W. (2010). Arte digital, nuevos caminos en el arte (1ª. Ed.). Potsdam, Alemania: h.f.Ullmann, p. 12.

[6] Lieser, W. (2009). Arte Digital (1a. Ed.) Colonia, Alemania: Ullman. 2009, p. 11.

[7] Apuntes de sesión, Docto. Don Francisco Giner Martínez, Profesor del Doctorado en Artes Visuales e Intermedia, Universidad Politécnica de Valencia, España. 2007.

[8]  Lieser, W. (2010). Arte digital, nuevos caminos en el arte (1ª. Ed.). Potsdam, Alemania: h.f.Ullmann. P.12

[9] Todas las referencias a lo expresado por Iván Abreu en este apartado sobre el artista provienen de la siguiente fuente (a menos que se indique lo contrario): Entrevista a Iván Abreu por Cynthia Villagómez, León, Gto. México, el 13 de diciembre 2012, en la Galería Jesús Gallardo, dentro del marco del “Encuentro de Arte de León”, en el ciclo de conferencias “Todo lo que quieras saber de Arte contemporáneo antes del 21 de diciembre”, donde participó en la mesa de trabajo: “Lo virtual, plataforma flotante”, llevado a cabo del 13 al 15 de diciembre de 2012.

[10] Ibídem.

[11] Ibídem.

[12] Ibídem.

[13] Ibídem.

[14] Ibídem.

[15] Golan Levin, E.E.U.U. (1971).

[16] Bregenz, Austria (1962).

[17] Youtube. http://www.youtube.com/watch?v=ZvTaqonl9KU. Arte en construcción, entre sonidos I. Consulta: 4 de enero de 2013.

[18] Estudio Iván Abreu. http://ivanabreu.net/#works/artworks/meridian. Consulta: 2012 y 9 de mayo de 2014.

[19] Estudio Iván Abreu. http://www.ivanabreu.net/#works/artworks/multiple_vortex_tornado. Consulta: 9 de mayo de 2014.