El premio Nobel de Química Roald Hoffman en el 43 Festival Internacional Cervantino

Edición:
Décimo Quinta Edición Octubre 2015
Actualizado: Saturday, March 5, 2016 - 10:37
Addthis: 
Body: 

RESEÑA ACADÉMICA

 

El lunes 19 de octubre a las 17:00 horas en el Teatro Juárez de Guanajuato Capital Roald Hoffman premio Nobel de Química (1981) ofreció la conferencia “La química del arte, el arte de la química”, dentro del marco del 43 Festival Internacional Cervantino.

Días previos a su presentación, Hoffman de 79 años en conferencia de prensa dijo que actualmente está retirado, no obstante, trabaja en el comportamiento de las moléculas, donde a través de metales que somete a alta presión emula, a su vez, la intensa presión existente en el centro de la tierra, para tal fin, coloca un metal entre dos diamantes y aplica presión. El científico y también poeta norteamericano mencionó que tal y como sucede en las paradojas: “…trabajar con extremos ayuda a entender el centro”.

De estos experimentos ha descubierto que el H2O (agua) bajo intensa presión se convierte en H3O, es decir, en un sólido y cuando quita la presión vuelve a su estado líquido; lo cual ―comenta- en este momento no tiene ninguna utilidad, pero más adelante probablemente encuentre alguna aplicación: “Es como jugar un juego”, pero en el pasado con estos “juegos” ha registrado patentes.

Sobre su vocación y sus inicios, comentó que en sus primeros 17 años, fue hijo único de padres judíos inmigrantes, su padre era médico y esperaba que él también lo fuera, así que la presión fue mucha, de tal manera que cuando ingresa a la Universidad de Columbia la expectativa de sus padres era esa, no obstante los cursos de ciencia de ese entonces no eran tan buenos, así que tomó cursos de artes y un curso de Renacimiento Italiano que lo cautivó, pero comenta entre sonrisas que no tuvo el coraje suficiente para decirle a sus padres que no sería médico sino historiador de arte, por lo que eligió la química que de acuerdo a sus palabras era “…algo intermedio”.

En el mismo espacio se le cuestionó sobre los estudios que indican que el proceso de creación es igual en arte y ciencia y su opinión al respecto, para lo cual Hoffman le pidió al periodista José Gordon (quien en ese momento fungía como traductor), que le permitiera contestar sin su traducción pues había comprendido la pregunta en español. Tenemos que R. Hoffman hizo varias reflexiones a ese respecto, entre éstas que a la ciencia (como la química) se le critica que es artificial, pero no hay nada de natural en el arte ni en los artistas –explicó-, y citó como ejemplos las danzas de Colombia que vio un día anterior, o las esculturas de bronce de Leonora Carrington en las calles de Guanajuato y enfatizó: “…no hay nada natural en el arte”, de ahí que arte y ciencia sean similares, -refiriéndose también a que ambas son creaciones humanas, “…ambas tratan de entender lo que sucede en el mundo […] el arte destaca la emoción y la ciencia estudia emociones”. Habló que la diferencia entre ambas acaso sea, que las naciones son conscientes de que hay que invertir más dinero en la ciencia y sucede exactamente lo opuesto con el arte, porque cada vez recibe menos presupuesto.

Interesante fue también la idea del Doctor Roald Hoffman cuando se refirió al FIC, y dijo: “Es hermoso pero no es el mundo real” todos los días deberían de observarse actividades culturales: “lo espiritual, lo cultural, son cuestiones que una sociedad debe priorizar y que la ciencia juegue un rol dentro de ello es muy bueno”.

Al término de la conferencia de prensa se comunicó que el connotado científico decidió donar el pago de sus honorarios por su asistencia al 43 FIC, para que a los asistentes a su conferencia les fuera regalado su libro: “Lo mismo y no lo mismo”, editado bajo el sello del Fondo de Cultura Económica.

Es un acierto que el 43 Festival Internacional Cervantino haya incluido a la ciencia como parte de su programa, seguramente seguiremos viendo participaciones científicas en posteriores ediciones, más que nada, debido a la importancia social que reviste la divulgación del conocimiento científico y el aporte que para tal propósito puede tener el arte.

En su conferencia ofrecida en el Teatro Juárez de Guanajuato Capital titulada “La química del arte, el arte de la química”, Roald Hoffman inició con la importancia de la química para el arte, con obras pictóricas del Renacimiento Italiano y de vestigios mayas. Hoffman explicó cómo los mayas lograron estabilizar el azul índigo mezclándolo con arcilla debido a que el azul que utilizaban no era foto-estable (perdía color con la luz); habló también de cómo los pintores a lo largo de los siglos han sido muy reservados con el uso de los pigmentos para hacerlos estables y por tanto durables; parte de su plática fue sobre cómo estos pigmentos naturales fueron reemplazados por químicos.

Aplicación del azul maya

 

Moléculas índigo dentro de arcilla palygorskita

 

El científico norteamericano, habló que el contenido visual (lo que en diseño se conoce como diseño de la información), es esencial para el desarrollo del área, que los medios que había para representar las moléculas eran en dos dimensiones, y que actualmente son necesarias las representaciones en tres dimensiones. Que es necesario dibujar la forma, porque así se imprimirá en la mente.

 

Reglas Woodward-Hoffman

Fuente: https://en.wikipedia.org/wiki/Woodward%E2%80%93Hoffmann_rules

 

Hizo una relación visual de lo anterior con algunas pinturas de Paul Klee, similares a las que se muestran a continuación:

 

Paul Klee. “Abstract Trio”, 1923.

Fuente: http://www.metmuseum.org/toah/works-of-art/1984.315.36

 

Wall painting from the temple of longing (1922). Paul Klee.

http://www.wikiart.org/en/paul-klee/wall-painting-from-the-temple-of-longing-1922

 

Hoffman, hizo relaciones entre al arte y la ciencia en el sentido “espiritual” que ambas comparten, al mencionar esto, citó el ejemplo de la molécula llamada TAXOL, la cual se ha observado tiene propiedades curativas contra el cáncer, no obstante, los científicos extraen esta molécula de un árbol que tarda tres mil años en estar en condiciones de proveerla.

 

Fuente: Molécula de TAXOL

http://www.shutterstock.com/es/pic-96995279/stock-photo-taxol-chemotherapy-drug-molecule.html

 

Abordó el tema de la alquimia como antecedente de la química, a pesar de que “…la química moderna está gritando al cielo que no tiene nada que ver con la alquimia” ésta fue una combinación de química y “la filosofía de la transformación” que tomó de muchos mitos como: el ave fénix, Perséfone, la reencarnación o la resurrección. Roald Hoffman, también comentó que la religión tiene problemas con la alquimia porque en algún punto esta filosofía básica de la transformación, cambió la química y la cultura, así como inspiró a escritores y artistas, tales como Gustav Jung, Michael Maier, entre otros (como Leonora Carrington).

 

Grabado del libro del Doctor Michael Maier titulado “The Golden Tripod”, 1618.

http://www.sacred-texts.com/alc/hm1/hm114.htm

 

R. Hoffman, equiparó la abstracción de los modelos 2D y 3D de la química con la abstracción en el arte, entre obras como las de Mark Rothko, Manuel Pujol Baladas, o Kasimir Malevich, Ad Reinhardt (su pintor abstracto favorito), y gráficas de moléculas; en ambos casos se concentra el mínimo de elementos, lo que crea un gran impacto emocional, comentó.

 

Cubo de DNA, desarrollado por el grupo del Dr. Ned Seeman. 

http://ciber-genetica.blogspot.mx/2010/08/dna-y-nanotecnologia-cubo-de-dna.html

 

Untitled (1938), Ad Reinhardt.

Fuente: http://www.wikiart.org/en/ad-reinhardt/untitled-1938

 

Finalmente como conclusión, ha sido de gran utilidad conocer el punto de vista que sobre el arte tiene un científico, cuáles son sus reflexiones al respecto y por qué consideran que son importantes los elementos del arte y del diseño en su actividad, la cual, aparentemente no tiene nada que ver con el arte y el diseño. Es así que la plática del Dr. Hoffman, quedará en la memoria de los asistentes como un importante aporte a la definición de los campos con base a sus convergencias, las cuales son más que las diferencias que pudieran existir entre una y otra.

Ha sido una espléndida experiencia conocer a Roald Hoffman, tenemos la seguridad que nuestros lectores hallarán reflexiones importantes al respecto en los temas tratados por uno de los científicos más importantes para la humanidad de los últimos años.