FOTOGRAFÍA CONTEMPORÁNEA: Andreas Gursky, retratando procesos de la globalización.

Edición:
Décimo Octava Edición Diciembre 2018
Actualizado: Monday, November 5, 2018 - 16:50
Addthis: 
Body: 

SECCIÓN: CRÍTICA DE ARTE

FOTOGRAFÍA CONTEMPORÁNEA: Andreas Gursky, retratando procesos de la globalización.

Dra. Natalia Gurieva, Dra. Cynthia Villagómez

 

Andreas Gursky, es uno de los fotógrafos más influyentes del arte contemporáneo, nación en Leipzig, Alemania en 1955 y actualmente vive y trabaja en Düsseldorf, fue Profesor de artes liberales en la Academia de esa ciudad y en sus inicios estudió con Bernd Becher famoso por sus fotografías de edificios industriales.

Imagen 1. Recopilada de http://www.andreasgursky.com/en/works/1999/rhein-2 fecha de consulta [1.09.2018]

 

La foto "Rhine II", realizada por el fotógrafo alemán Andreas Gursky en 1999, es bien conocida en el mundo de fotografía contemporánea. Pero muchos saben solo que en 2011 se vendió en una subasta en Nueva York por un récord de 4.3 millones de dólares. En la imagen, el Rin fluye bajo un cielo nublado, pero ¿qué realmente esta detrás del Rin?

La vida moderna es global, tecnológica, concurrida, relativamente cómoda, relativamente lujosa. Está llena de muchos detalles interesantes, pero a los artistas les interesan ​​ las leyes generales por las que opera. En su obra, el autor busca mostrar no solo un río, no un río específico, sino un río moderno, un río ideal, típico, sin destino, sin origen, desprovisto de un lugar particular o características individuales. Gursky no critica la realidad y no busca demostrar al espectador la crueldad de la globalización, simplemente observa, comprende y declara las leyes de los tiempos modernos.

El arte conceptual (Gursky pertenece a los artistas de la escuela de Düsseldorf) apela no a la percepción emocional, sino a la comprensión intelectual de lo que el espectador esta observando. No parecen expresar nada en el sentido de que carecen de características específicas de expresión artística tradicional (imagen 2).


Imagen 2. Recopilada de http://www.andreasgursky.com/en/works/2007/kuwait-stock-exchange fecha de consulta [1.09.2018]

 

Las fotografías de Gursky, siempre de gran tamaño, tienen un estilo único y exploran los procesos de globalización. Artista no está interesado en un ser humano como persona, sino en los tipos humanos en su entorno. Gursky está convencido de que cada persona es solo una pequeña partícula de muchas y nada más. Las personas en sus fotos están presentes solo para habitar los paisajes urbanos (imagen 3).

Imagen 3. Recopilada de http://www.andreasgursky.com/en/works/2007/cocoon fecha de consulta [1.09.2018]

 

El fotógrafo alemán, por un lado, trabaja con grandes objetos que están frente a muchas personas día tras día. A lo que estamos acostumbrados ver diario y dejamos de notarlo. Gursky retrata edificios ordinarios, interminables estanterías de supermercados, almacenes, paisajes industriales, pero con una perspectiva tan inusual, que sorprende la imaginación del espectador.

La fotografía "99 centavos" es una venta ideal, absoluta, donde entre frascos y barras de chocolate que están perfectamente equilibrados en color, no hay ni un error, nada accidental (imagen 4).

 

Imagen 4. Recopilada de http://www.andreasgursky.com/en/works/1999/99-cent fecha de consulta [1.09.2018]

 

Por otro lado, las escenas favoritas del fotógrafo son grandes multitudes de personas: la bolsa de valores, los eventos deportivos (imagen 5), los espectáculos de la cultura pop, los desfiles, que estamos observando desde la perspectiva de un ave con una mirada imparcial y la escala reafirma el discurso. Es una mirada al mundo desde la distancia, para ver todo a la vez y cada detalle por separado, dándose cuenta de que no tienes dos ojos, sino cientos, y que no estas en un punto en el espacio, sino en varios a la vez.

Cualquiera de las imágenes tiene un tamaño de más de dos metros y una claridad asombrosa en todos los planos hasta los detalles más pequeños: en cada centímetro cuadrado de la impresión. Y cuanto más la mire, más claramente comprenderá que algo está mal con esta realidad. Porque ella es perfecta. Es impasible, rítmico, uniforme, homogéneo, monótono, inmóvil, majestuoso y eterno, como filas de bloques en las pirámides egipcias. Se reproduce infinitamente y se refleja en sí misma, como en los espejos colocados uno frente al otro.

Imagen 5. Recopilada de http://www.andreasgursky.com/en/works/2007/f1-boxenstopp-1-4/f1-boxenstopp-4 fecha de consulta [1.09.2018]

 

Una multitud de personas que estamos observando no es un grupo caótico de individuos: es una comunidad de hormigas claramente organizada, subordinada a la lógica interna impecable y las matemáticas naturales superiores, cada una de las cuales cumple su propia función.

Se comienza a sentir la presencia de los principios invisibles de la lógica oculta, según los cuales todo está alrededor, y entender que todo lo que se observa es importante y no está aquí por casualidad. La rutina diaria aparece en toda su gloria y grandeza. Gursky elimina algunos detalles innecesarios, y otros los pone en el orden correcto y una clara estructura de realidad se revela ante nuestros ojos.

Andreas Gursky ha utilizado la edición digital en su trabajo desde mediados de los años noventa. Grandes masas de objetos homogéneos y repetitivos se convierten en una abstracción en un fenómeno óptico. Es un "pintor de píxeles" que construye su propia realidad. Solo se parece al mundo real, pero es imagen construida, tal como lo hicieron los pintores de épocas anteriores, expresando su filosofía de estar en paisajes épicos, donde tampoco había lugar para nada accidental y la composición era impecable.