Imaginación y representación

Edición:
Décima Novena Edición Agosto 2019
Actualizado: Friday, January 24, 2020 - 12:56
Addthis: 
Body: 

La representación es un fenómeno que ha acompañado al hombre en su proceso evolutivo, podría decirse que este fenómeno es la cualidad que lo hace humano y distinto a reino animal.

Los vestigios más antiguos de la representación datan de alrededor de setenta mil años, periodo en que la conformación del homínido al homo sapiéns tiene lugar, sin duda la representación es una evidencia de un proceso cognitivo distinto a los de las demás especies que habitan la tierra, es una cualidad que le hace distinto de todo.

Los intentos para hacer presente algo que recupera de su memoria deja ver un estado de consciencia auto referencial, un estado en el que se percibe a si mismo como una entidad que puede construir episodios en su mente, que puede ser parte de estos episodios y formar realidades en las que él es parte.

Lo anterior juega un relevante papel en el proceso evolutivo, la memoria es capaz de proporcionar representaciones que le son útiles, son el elemento fundamental para poder recrear eventos pasados y de aquí ser posible proyectar hacia el futuro, crear episodios de lo posible.

La imaginación es la acción de crear imágenes en la mente, imágenes que son creadas y recreadas con la finalidad de anticiparse a los lugares, las cosas y los hechos, esto es el fundamento mismo de los organismos vivos con locomoción, al menos es una de las teorías más solidad sobre la creación de yo, cualidad en la que el organismo crea en el sistema nervioso de representaciones una entidad que le representa, el si mismo para poder ser parte de esos episodios de los cuales es capaz de crear.

El si mismo es una representación que es capaz de interactuar con el entorno, es posible proyectarse en circunstancias que le anticipan a los hechos y así haciendo uso de la experiencia anticipar los posible, lo probable en un hecho que ya ha podido experimentar en la mente.

Lo paradójico de la representación es que no siendo lo que representa, esta en su lugar por sus cualidades, es decir, que lo físico se desvanece dando paso a la cualidad del objeto representado.

Otro gran paso hacia adelante fue proyectar eso que se materializa en su mente fuera de esta, imitar los rasgos de los que se ve es otro gran paso en la representación, pero hay un fenómeno que será preciso mencionar, que esas cualidades del objeto que se representa llevan en si mismas otras que no se ven y que en estricto sentido no están en la grafía que les representa. Estas cualidades del objeto representado surgen en estrecha relación con los saberes de quien las observa, la imagen no se limita a su representación, pues esta es el iniciador, el origen de un fenómeno que tiene que ver con la experiencia del que observa y lo representado.

Esta dialéctica con la representación es una experiencia particular un hecho que se vivifica y que adquiere en esta relación un significado tan importante como el hecho mismo, entre la representación y la experiencia hay una trasformación un significado que adquiere cualidades específicas para cada individuo.

El ser humano se ha convertido en una entidad de significados, él mismo es un significado en una relación de representaciones que son las que le dan sentido a su existencia, es una dinámica que va de lo real a lo imaginario como si esto no fueran dos aspectos separados, sino que son la misma cosa y que estas representaciones son tan necesarias para poder crear lo que le da sentido a la comunidad de la que él es parte.

Somos una sociedad en la que la representación ya es un hecho indispensable, somos usuarios de la representación y es por ésta que podemos acceder a planos de la realidad que hasta hace algunas pocas décadas eran insospechados, la representación juaga una dinámica en la que somos parte de estas representaciones poco reconocible ente lo real y lo virtual.

Los virtual es una realidad que adquiere una relevancia en nuestros días que no se puede prescindir de ella, podríamos aventurarnos a decir que existimos de manera más reiterada para los demás en el plano de lo virtual que en el plano de lo real, usamos y nos usan en la representación de lo virtual como en la imaginación podemos usar cualquier representación.

La realidad en la que nos desenvolvemos no es ya solo del plano de lo físico, la virtualidad se comienza a vislumbrar como un plano en le que somos más reales que en lo físico, toda nuestra vida estamos siendo objeto de uso en representaciones sea en lo audible visible o por medio de avatar que nos representan en otra constelación de lo virtual, como vemos las representaciones son indispensables a grado tal que las emociones se han involucrado de manera tan real que se comienzan a ver patologías que son consecuencia de la interacciones en estos planos de la virtualidad, el estrés, la ansiedad, la depresión no son padecimientos que tengan que ver con algo que nos aqueje físicamente sino que es a consecuencia de las relaciones emocionales que se dan en el plano de lo virtual.

Las nuevas generaciones son tan dependientes a estos instrumentos que los lanzan a lo virtual que sus vidas no las imaginan ya de otra manera, como si no hubiera opción.

La cualidad de la imaginación que se desarrollo como indispensable para poder anticiparse a los peligros del entorno ha pasado a otro plano en el que se construye otra realidad fuera de esta imaginación y que adquiere tal relevancia que no es posible saber como se trasformara la imaginación  a donde nos llevaran estas herramientas que construyen una virtualidad tan real que se nos hace cada ves más indispensable.