La creatividad en el graffiti

Edición:
Décima Edición Diciembre 2010
Actualizado: Monday, August 25, 2014 - 10:15
Addthis: 
Body: 

Si hablamos de creatividad y de graffiti necesitamos conocer la raíz de cada palabra para relacionarlas y dar una definición completa de lo que trataremos.

Platón en La República menciona que el artista es un fabricante de apariencias definiéndole como imitador en una crítica negativa, poniendo como ejemplo y “afirmando que todos los poetas empezando por Homero, son imitadores de imágenes de virtud o de aquellas otras cosas sobre las que componen… (Pues no existe) un hombre entendido en todos los oficios y en todos los asuntos que cada uno en particular conoce, y que lo sepa todo más perfectamente que cualquier otro”1

La idea como concepción, existe por si misma en la naturaleza y es anterior a la materialización de la misma, así pues podemos deducir que la creatividad es influida o precedida por ideas existentes o por la naturaleza misma (nada es producto de la “generación espontanea”),  pues el hombre como ser histórico va fraguando su existencia a través de la evolución de sus  pensamientos y no se puede concebir un Einstein antes que un Newton en física, un Paganini antes que un Monteverdi en música, un Hegel antes que un Kant en Filosofía  así como no se puede entender el movimiento del graffiti de New York sin antes estudiar lo que influyo para que se generará este movimiento artístico.

“El término graffiti es de procedencia italiana sgraffio “arañazo”, y desde los principios de la historia del hombre ha existido (según afirman diversos autores). Pinturas como las de las cuevas de Lascaux, en Francia se grababan las paredes con huesos y piedras, aunque el hombre enseguida anticipó las técnicas de la plantilla y el spray, al crear siluetas soplando polvo de color en sus manos mediante huesos huecos. Se han encontrado fragmentos de arcilla de la Grecia antigua en los que se habían grabado textos, y las excavaciones de Pompeya revelaron una gran cantidad de graffiti que incluían eslóganes electorales, dibujos y todo tipo de obsenidades”2

____________________________________

1 Sánchez Vázquez, Adolfo, Lecturas universitarias. Antología textos de estética y teoría del arte, México, 14, UNAM, 1978, p. 48.

2 Ganz, Nicholas, Graffiti, Arte urbano de los cinco continentes, Gustavo Gilly, España 2007.

Así pues graffiti ha existido en cualquier rincón del planeta e historias podemos citar muchas como la que cuenta Bernal Díaz del Castillo, en su Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, que

Tras la derrota que Hernán Cortés infligiera a los aztecas en el México de 1521, se procedió al reparto del botín de Tenochtitlán. Los capitanes españoles, insatisfechos con su parte, protestaron tempestuosamente y no sólo eso. Las paredes del palacio que alojaba a Cortés se llenaron de alusiones al papel que aquél jugara en tan controvertida distribución… Y como Cortés estaba en Coyoacán y posaba en unos palacios que tenían blanqueadas y encaladas las paredes, donde buenamente se podía escribir en ellas con carbones y otras tintas, amanecían cada mañana escritos muchos motes, algunos en prosa y otros en metro, algo maliciosos3

 

Hasta llegar a los graffitis y a la gráfica, que acompañó a los movimientos sociales del siglo XX, culminando con la historia más popular del movimiento de graffiti (llamado cultura hip-hop) gestado en New York.

Gráfica de París, Francia 1968.

 

 

 

 

 

 

 

 





 

Gráfica del movimiento estudiantil de México 1968.

 

 

 

 

 

 

 

 




 

________________________________                                                                            4

3 López Jiménez, Ángela, El arte de la calle, REIS n. 84, España, octubre-diciembre 1994, p. 174.

4 Menéndez, Oscar. Memoria del 68, fotografías y fotogramas, México, 2003.

Si hablamos de la creatividad que influyo en las personas y en los grupos artísticos que apoyaron a los movimientos sociales con propuestas gráficas, necesitamos reconocer que las expresiones artísticas devienen de entornos culturales, sociales e históricos y  de los medios en los que el artista se desarrolla, además el arte como lenguaje adquiere un papel en la historia y está condicionado por el tiempo, dicha característica explica también su capacidad de influir más allá del momento histórico, de allí que la obra artística adquiera un compromiso social cuando el artista encuentra su papel en la historia, siendo reflejo de la realidad social y del momento histórico.

Sánchez Vázquez recurriendo a Georg Lukács hace referencia al reflejo artístico de la realidad social definiendo que “La tendencia de la obra de arte habla por boca de la conexión objetiva del mundo plasmado en la obra de arte; es el lenguaje de ésta, así –transmitido por el reflejo artístico de la realidad—es el lenguaje de la realidad misma”5

Algunos antecedentes de graffiti

Ahora analizaremos al movimiento neoyorquino de graffiti que difiere en su totalidad en gestación y concepción a la gráfica mexicana y que tiene sus antecedentes a principios de los años 70s del siglo XX.

En busca de la identidad y del reforzamiento de su identidad, la gente joven de procedencia afro-americana y puertorriqueña empezaron a utilizar, en la ciudad de New York, un viejo modo de expresión, el graffiti, con pautas propias, sobre las áreas que les eran accesibles: los muros de las calles y de los túneles del metro, que definían cotidianamente el espacio de su existencia urbana. Transgrediendo constante e intencionadamente las nociones estéticas, la comodidad visual y la propiedad privada inmobiliaria (no es sorprendente que todas esas cosas les eran ya negadas) el graffiti se convirtió en una exitosa y cada vez más presente estrategia utilizada por una cultura marginada para hacerse oir6.

 La historia más conocida del graffiti (…) en New York, cuando un joven de origen griego llamado Demetrio a la edad de 17 años comenzó a poner su apodo “Taki” y el número de su casa “138”, trabajaba como mensajero y viajaba constantemente en el metro de Manhatann de un lado a otro de la ciudad, y en el trayecto estampaba su firma en todos los lados, dentro y fuera del vagón. El no lo consideraba como algo malo, de hecho respondía así a las preguntas que le formularon en una entrevista en el New York Times: “Simplemente es algo que tengo que hacer, trabajo pago mis impuestos y no hago daño a nadie”. Estos actos le convirtieron en un héroe y poco después cientos de jóvenes empezaron a imitarle 7.

____________________________________

5 Op. Cit.

6  Giller, Sarah, Graffiti: Inscribing Transgression on the Urban Landscape, Universidad Brown1997.

7  Gari, Joan, Conversación Mural, Universidad de Madrid, España, 1995.

Así pues podemos analizar la creatividad o el acto artístico y su relación con su entorno social, pues a partir de la historia de “Taki 138”, perteneciente al “ghetto” (barrio marginado y racialmente discriminado en NY), podemos definir el uso de la gráfica como una forma de búsqueda, identidad y reconocimiento desde de su contexto histórico, aunque por otro lado hubo quien se apropió de la técnica y del estilo del graffiti para llevarlo al círculo y a las galerías de arte como el caso de Keith Haring o de Basquiat.

 

 

 

 

 

 

 

 

 














 

Pero las influencias que tuvieron los grafieros de New York de principios de los 70s fueron varias y van desde los comics de la epoca como los  de Vaughn Bode´s  ( “Erótica y The Saint”), hasta personajes de peliculas y pintores como el caso de Pollock o el arte pop, según  entrevistas hechas a estos viejos grafiteros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 






 

 Comics de Vaughn Bode´s                                 Firma del grafitero “Stay High 149” con su

                                                                                   frase famosa “la voz del ghetto” y una

                                                                                   estilización del personaje de “the saint”.

Así comenzó la historia más popular del graffiti que se conoce y la más practicada como técnica utilizando el aerosol como herramienta, la descomposición y estilización de la tipografía partiendo de un apodo o seudónimo hasta llegar al grado abstracto de la letra, fraguando diferentes estilos que van desde las  bubble letters, el wild style, 3D, hasta los tags, to boms, blockbuster, end-to-end, etc.






 

 

 

 

 

Graffiti de la década a de los 70s NY.

 

Graffiti actual.

Imágenes de graffitis estilo 3D del Grafitero “Daim” de Alemania y proyección luminica en un edificio por el grupo “graffiti research lab”.

 

 

 

 

 











 

A manera de conclusión se podria analizar a cada autor y su obra en especifico acerca de la creatividad como el caso del artista aleman “Seak” que comenta que enfadado por la influencia neoyorkina en el graffiti, él generó un estilo propio basado en formas biomecanicas, pero tuvo que soportar al comienzo el rechazo de sus propios compañeros grafiteros por la estética rara de su pintura ya que salia de los canones norteamericanos del graffiti tradicional como el caso del “wild style” (estilo de letras entrelazadas con flechas como adornos) originario de New York que se ha afianzado monopolicamente en la mayoria de las partes del mundo, al ser uno de los estilos mas populares y practicado internacionalmente por una mayoria de escritores de graffiti.

De igual forma partiendo de la sociodinamica urbana y de la arquitectura propia de cada lugar como influencia cultural para el desarrollo creativo podemos mencionar el caso de Brasil y su estilo propio de graffiti llamado “Pichaxao”, que forma ya un referente en el lenguaje de las fabelas y los grandes edificios de las ciudades brasileñas.

Y estos como muchos ejemplos, nos podrian ayudar para vislumbrar el espectro creativo que envuelve a los artistas urbanos en la técnica del graffiti, donde influye una complejidad que va desde la situación social e histórica del artista, hasta sus referentes culturales, seria totalmente reduccionista el pensar en una receta para la creatividad o que a tráves de ejercicios arcaicos como la “lluvia de ideas” se puedan generar resultados. No se niega nada, pues para esto de la creatividad sirve todo, desde la musa para el Quijote como lo fue la joven “Dulcinea”, hasta el hachis para Dalí, pues la capacidad infinita de la mente para predisponer, generar locuras o prudencias siempre será tema de investigación y debate, para las diferentes disciplinas.

Lo que es inegable es que entre más acervo de información contenga el cerebro del artista y maneje diferentes técnicas en el arte, mayor será su control reflexivo y expresivo para darle solución a problemas, llamese esto creatividad o comunicación, pues el arte no deja de ser un lenguaje y el hombre de utilizarlo para comunicarce a tráves de él y como mencionamos antes, Nada es producto de la creación espontánea como pareciera y cualquier acto de la naturaleza incluyendo el del ser humano, su pensamiento y sus acciones requieren  de esquemas mentales y métodos para el proceder a la materialización de las ideas.

 

 

 

 

 De igual manera podriamos especular que se puede generar un diagrama muy general para acomodar las ideas y empezar a trabajar y no esperar a que caiga la manzana sobre la cabeza, gritemos eureka o nos encontremos una musa que sea nuestra fuente de inspiración creativa…


















 

BIBLIOGRAFIA

 

Canal Vibraciones II (video DVD documental de graffiti), Madrid, España.

Chalfant, Henry y James Prigoff, Sparycan Art, Thames y Hudson, Londres 1987.

Cooper, Marthe y Henry Chalfant, Subway art, Thames y Hudson, Londres 1984.

Ganz, Nicholas, Graffiti, Arte urbano de los cinco continentes, Gustavo Gilly, España 2007.

Gari, Joan, Conversación Mural, Universidad de Madrid, España, 1995.

Giller, Sarah, Graffiti: Inscribing Transgression on the Urban Landscape, Universidad Brow Providence, Estados Unidos, 1997, Disponible en http://www.graffiti.org/faq/giller.html

Menéndez, Oscar. Memoria del 68, fotografías y fotogramas, México, 2003.

López Jiménez, Ángela, El arte de la calle, REIS n. 84, España, octubre-diciembre 1994.

Real Academia Española, Diccionario de la lengua española, Vigésima segunda edición, Tomo I, Editorial Espasa, Madrid, 2001.

Sánchez Vázquez, Adolfo, Lecturas universitarias. Antología textos de estética y teoría del arte, México, 14, UNAM, 1978.
 

 

SITIOS WEB

 

www.graffiti.org

www.subwayoutlaws.com

http://www.graffiti.org/faq/giller.html