COMENTARIOS SOBRE DESARROLLO SUSTENTABLE

Edición:
Novena Edición Mayo 2010
Actualizado: Monday, August 25, 2014 - 11:52

 La sustentabilidad es un proceso que se refiere a una forma de desarrollo que busca el bienestar humano, conservando el equilibrio del medio ambiente con sus recursos naturales, considerándolos la base de todas las formas de vida.

 
 Suponiendo un modelo de Desarrollo sustentable, todas las actividades humanas impactan al ambiente y emplean los recursos naturales de manera tal que no sobrepasen la capacidad de la naturaleza de absorber los contaminantes que se emiten provocando su propia regeneración. Es un desarrollo integral, en el que intervienen tres elementos de igual importancia entre si: Ambiente, Economía y Sociedad.
 
La relación que se obtiene en los tres elementos es de carácter dinámico. Recordando que la Sociedad depende de la economía y la Economía depende del Ambiente. Por consiguiente, si contamos con un Ambiente sano y plano de recursos naturales, puede existir una economía viable, y con ella una sociedad justa.
 
 
 
Grafico obtenido en:desarrollosustentable.pemex.com/portal/index.
 
 
En 1983 la Organización de las Naciones Unidas (ONU), encargó a la primera ministra de Noruega, Gro Harlem Brundtland, la conformación de una comisión independiente profesional y técnicamente capacitada, para examinar y ofrecer soluciones a los graves problemas que el desarrollo económico, tecnológico y social estaba causando al entorno natural; dicha comisión debía ofrecer una serie de propuestas para dar solución a los siguientes problemas ambientales:
 
  • Calentamiento global de la atmósfera o efecto invernadero.
  • Agotamiento de la capa de ozono de la estratosfera.
  • Contaminación recurrente del agua y suelo por las descargas de residuos industriales y agrícolas.
  • La deforestación, especialmente en los trópicos.
  • La pérdida de especies, tanto de plantas como de animales silvestres y domésticos, terrestres y marítimos, por la destrucción de sus hábitats.
  • La degradación del suelo y su consecuente pérdida de capacidad productiva.
 
La comisión Brundtland formada por científicos, ministros y diplomáticos presentó su informe en la Asamblea General de las Naciones Unidas a fines de 1987; sus conclusiones plantearon dos escenarios: en uno de ellos, la especie humana continúa agotando sin control el capital natural del planeta; el otro, identifica que el uso de la energía y los recursos es el principal problema ambiental en la tierra, se propone entonces adoptar el concepto de desarrollo sustentable y con ello el compromiso de organizar estructuras nuevas – tanto económicas como ecológicas en miras a una nueva planificación del desarrollo.
 
Del informe Burdtland surge la definición del desarrollo sustentable, que hace referencia a un desarrollo económico y social, que permita satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la posibilidad de satisfacciones propias de las generaciones futuras.
En el informe Brundtland se plantea por primera vez, una mejora tecnológica, y nueva organización social, que dé paso a un modelo de crecimiento económico sensible a las necesidades ambientales. Además, se advierte que para lograr éste cambio, es necesaria la cooperación, participación y compromiso de los individuos, gobiernos, instituciones, empresas y organizaciones no gubernamentales dispuestos a proponer y cumplir con nuevas formas encaminadas a lograr un cambio global.
Es hasta Junio de 1992, cuando en la Cumbre sobre la tierra o Cumbre de Río, celebrada en Río de Janeiro, con la participación de 178 gobiernos, en que se vuelve a retomar el tema, con la idea de establecer medidas concretas y acuerdos específicos para hacer frente a los grandes problemas ambientales y de desarrollo. De este encuentro surge el programa de acción Agenda 21, que encierra los principios globales hacia la sustentabilidad.
 
 
 
 
 
CONSTRUCCIÓN SUSTENTABLE
 
La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) advierte que la construcción sustentable no es una moda y que en los próximos años las ciudades latinoamericanas enfrentarán serias exigencias ambientales para la incorporación de energías limpias; en Estados Unidos y Japón la presión para que se construyan edificios amigables con el medio ambiente ha aumentado exponencialmente en los últimos cinco años.
De acuerdo con el Consejo Mundial de Edificación Verde (WGBC), a la fecha existen 5,000 edificios y 700 millones de metros cuadrados “verdes” construidos en 16 países, esto ha generado la aparición de diferentes certificaciones internacionales, entre ellas la BREEAM, GBTooL, CASBEE, Green Globes, y la más popular la LEED (Leadership in Energy and Environmental Design). Esta certificación es la más difundida porque la parte medular de su sistema consiste en incorporar socios que ayuden a promoverla por todo el mundo.
Según el WGBC, los edificios certificados ahorran 40 % de su consumo de agua, 30 % de energía eléctrica y del 50 al 75 % en desechos de construcción.
Para certificarse no es como si se tuviera una varita mágica, que convierte en “verde” a cualquier construcción. Para ello se requiere cumplir las normas ya establecidas (como la norma 008 referente a los envolventes para edificios).
El sistema LEED considera desde el lugar donde se compran los materiales y de qué materiales se tratan; las normas consideran el monto de su contribución al calentamiento global por causa de su consumo de energía.
Actualmente han sido registrados 8, 076 proyectos en todo el mundo, de los cuales 1, 075 ya fueron certificados, según el Consejo Mexicano de Edificación Sustentable.
En México sólo el Centro Nacional de Negocios de Chihuahua y el edificio de HSBC en Reforma tienen el certificado LEED. “Se necesitó mucho estudio, investigación y esfuerzo. Desde el día inaugural logramos importantes ahorros en agua y energía”, asegura Roberto Delgado presidente de la Constructora Eiffel, que desarrolló el primero de estos proyectos.
Eiffel logró la certificación básica al obtener 28 créditos, que lo acredita como un edificio sustentable por su diseño y orientación, el terreno donde está ubicado, su sistema de agua y drenaje, sus instalaciones eléctricas, mobiliario, el sistema de calefacción y aire acondicionado, la utilización de energía solar y ventilación natural, así como la calidad del aire.
En México, el 23 % del consumo de energía del país corresponde al sector relacionado con los edificios.
La certificación LEED inició su aplicación en México cuando se creó el Consejo Mundial de Edificación Verde (WGBC) en 2001, en ese año los consejos nacionales de varios países, entre ellos India, Canadá, Estados Unidos, Japón y México se unieron al WGBC; en estas naciones se concentra más del 50 % de la actividad de la industria de la construcción a nivel mundial.
Los beneficios de certificarse pueden ser amplios y económicamente convenientes. De acuerdo con el WGBC, los edificios verdes ahorran 40 % en el consumo de agua y reducen hasta 30 % el uso de energía y la emisión de gases invernadero, y disminuyen del 50 al 75 % desechos generados por construcción y demolición.

 

 
Existen cinco áreas de verificación sustentable para obtener la certificación LEED
 
Calidad del ambiente en interiores 33 %
Materiales ecológicos 27 %
Energía, eficiencia y protección a la atmósfera 23 %
Manejo sustentable en sitio 13 %
Ahorro de agua 04 %
 
De acuerdo a los puntos obtenidos se darán las siguientes certificaciones:
Certificado 21- 26 puntos
Plata 27- 31 puntos
Oro 32- 41 puntos
Platino 42- 57 puntos
Ningún proyecto puede lograr los 69 créditos.
 
 
De acuerdo con datos del Centro de Estudios Urbanos y Suburbanos Sustentables, es necesario adaptar LEED a las características propias del lugar; tanto económicas, políticas, sociales, ambientales, etc.; se requiere la mexicanización de ésta herramienta.
 
 
 
PUNTOS PARA HACER SUSTENTABLE UN EDIFICIO
 
Son muchos los procesos para abordar un proyecto con el reto de hacerlo sustentable, no existe un método, pues se concibe la mayoría de las veces como parte del proceso creativo, esta secuencia plantea cuatro pasos que ayudan a hacer más claro el objetivo de la sustentabilidad:
 
1 ambiental
El primer factor a considerar debe ser el clima, con todos los fenómenos meteorológicos del lugar y durante las cuatro estaciones, con ello se establece cual será el criterio dominante en la nueva estructura – calentar o enfriar el inmueble -, y qué aplicaciones tecnológicas se utilizarán para lograrlo.
 
2 fuerza eólica
El siguiente punto es identificar las corrientes del viento, lo cual nos planteará la localización de las ventanas, respiraderos, extractores, etc. Además se podrá controlar la temperatura interna bajo el principio de “mover el aire y renovarlo”.
 
3 la piel
La caparazón del edificio es otro factor que ayuda a controlar la temperatura interior para alcanzar el “rango de confort”, donde influye el ambiente de aire local, lumínico, visual y acústico, obteniendo así una temperatura media mensual, cristal, acero, concreto o incluso materiales orgánicos, pueden dar diferentes lecturas de temperaturas según el clima del lugar.
 
4 evaluación
Hacer un análisis comparativo contra un caso análogo que no haya utilizado estos procesos, y evaluar si se manifiesta un equilibrio en el ahorro y generación de energía.
 
 
 
 
 
 
ACADEMIA DE CIENCIAS EN CALIFORNIA
 
El museo más ecológico del mundo
 
Diseñado por el arquitecto italiano Renzo Piano
Ubicado en el Parque Golden Gate San Francisco California EUA